Levantarse y Luchar, premiado en los Premios Knowsquare 2013

Levantarse y luchar: quedó finalista en los Premios Knowsquare a los mejores libros de empresa 2013

(min 31) 

Premios Know Square al mejor libro de empresa 2013

Presentación del IER: Neurociencia y Resiliencia por la Dra. Dña. Rafaela Santos

Video de la Presentación del IER: Neurociencia y Resiliencia

Ponencia “Neurociencia y Resiliencia”

por la Dra. Dña. Rafaela Santos. Neuropsiquiatra

Presentación del IER

LEVANTARSE Y LUCHAR. Rafaela Santos (Conecta, 2013)

Cómo superar la adversidad con la resiliencia.

LEVANTARSE Y LUCHAR aplica el concepto de resiliencia, es decir, la capacidad que tiene cada persona para afrontar las circunstancias más adversas creando los recursos sicológicos necesarios para salir fortalecidos, para dar pautas a la hora de superar el temor ante la incertidumbre. Porque el daño provocado por el hecho de no aceptar la adversidad y, por tanto, de no saber adaptarse suele ser más pernicioso que las propias causas.

Partiendo de casos de personas que han mostrado una especial capacidad para superar situaciones críticas, el lector recibirá una serie de herramientas prácticas para aceptar y superar la incertidumbre y el miedo tanto en su vida personal como en la profesional.

Es importante que entre todos le quitemos el estigma al cáncer

La doctora Rafaela Santos (autora de «Levantarse y luchar», Conecta 2013) ofrece hoy en Elche una conferencia invitada por la Asociación Española Contra el Cáncer (20 horas, Centro de Congresos) en la que dará las claves sobre cómo afrontar un diagnóstico o cualquier otro trauma.

¿Qué es eso de la resiliencia y qué pretende transmitir hoy?

La resiliencia es una actitud ante la vida, la hemos definido como la capacidad de asumir cualquier situación difícil o traumática de la vida, como puede ser un diagnóstico de cáncer, aceptándolo y sobreponiéndose, aprendiendo a fortalecerse con la adversidad.

¿Es precisamente el cáncer un diagnóstico que asusta más que otros, más difícil de asumir?

Ha cambiado mucho el concepto, antes era mucho más traumático porque la muerte era segura y hoy en día se ha avanzado mucho en investigación, hay muchas posibilidades farmacológicas y quirúrgicas y hay elevadas posibilidades de curación, pero no deja de ser traumático para la persona y para su familia. El cáncer da mucho miedo porque hay una sensación de que la vida se acaba y ese pensamiento de que nos queda poco tiempo es lo que más daño hace, cuando no se gestiona bien cambia el futuro. Es importante que entre todos le quitemos el estigma al cáncer. Lo determinante es que el diagnóstico sea lo más precoz posible.

Llega de la mano de la AECC, pero no está hablando exclusivamente de afrontar el cáncer…

Enfermedades degenerativas, accidentes que dejan una discapacidad o una paraplejia… Enfermedad de un familiar… en todos los casos se puede aplicar la resiliencia.

Ya habrá escuchado que suena bien, pero que cómo se logra.

Cada uno tiene que enfrentarse a sus propios miedos. El primer paso desde luego es aceptar la realidad, no sirve resistirse a algo que está ocurriendo sí o sí. Ante cualquier trauma hay dos actitudes

Leer más

Sobreponerte ante una dura situación

Cuando superas el miedo, creas circuitos cerebrales que ayudan a afrontar nuevas adversidades.

¿Alguna vez te ha sucedido algo tan malo que crees que no vas a poder superarlo y te atormentas preguntándote por qué te pasó a ti?

La diferencia entre las personas que se quedan atoradas en la adversidad y las que salen adelante, la hace la capacidad de resiliencia.

En ingeniería, la resiliencia de un material es la capacidad de absorber un impacto y almacenar energía sin deformarse, pero para la neurociencia, es el potencial para afrontar una situación adversa, superarla y salir fortalecido, explica Rafaela Santos, psiquiatra presidenta de la Sociedad Española de Especialistas en Estrés Postraumático.

“Desde la neurociencia sabemos que un tercio de la población tiene una capacidad especial para afrontar la vida con más fuerza, con más empuje. No tienen miedo y tienen más capacidad de resiliencia”, asegura.

“Esto tiene que ver con un gen transportador de serotonina, que es el neurotransmisor de la confianza”, detalla la doctora en neurociencia.

Pero aunque no seamos portadores de ese gen, todos podemos volvernos resilientes si logramos superar el miedo.

“De todos los acontecimientos que nos van marcando en la vida recibimos el impacto positivo o negativo en nuestro cerebro y nosotros fabricamos unas sustancias que son neurotransmisores y que nos generan miedo o que nos generan bienestar.

“Cuando una persona supera el miedo está creando una serie de circuitos cerebrales y en la siguiente situación difícil que tiene que afrontar ya tiene esos circuitos y eso lo lleva a pensar en no quedarse con el miedo y superar lo que le está sucediendo”, apunta.

Vivir una experiencia difícil y superarla, nos lleva a aprender que hay una salida y eso multiplica nuestra capacidad de esperanza, y cuando nos toca volver a vivir algo difícil hacemos muchos más intentos por salir adelante porque confiamos en que lo superaremos.

Leer más

“Hay vida después de cualquier miedo”

​Lo que no mata engorda. Y además te hace más resiliente. Nuestro cerebro, ese órgano de kilo y doscientos gramos donde nacen el amor y las ideas, la ternura y la angustia o esa increíble capacidad del ser humano para levantarse y seguir, ha sido diseñado para sobrevivir y ser feliz. La pregunta es: ¿cómo prepararlo?

​La neuropsiquiatra Rafaela Santos llegó al concepto de resiliencia gracias al trabajo previo de Viktor Frankl, un dintel romano y una visita a una farmacéutica alemana. Veinte años de trabajo han hecho el resto: ante la depresión y la ansiedad, la clave no es paliar, la clave es prevenir. Su última aportación es una aplicación que ayuda a gestionar el estrés. ¿Eres resiliente?

​¿Cómo define la resiliencia?

La resiliencia es la capacidad de superar las dificultades y los reveses de la vida sin quedarse atrapado en el sufrimiento y el dolor, saliendo fuerte y airoso de esa vivencia. Todo el mundo tiene la capacidad de ser resiliente, pero hay que desarrollarla. A veces, por la educación recibida, por la sobreprotección, o por mil factores diferentes, podemos carecer de ella, pero todos la tenemos.

​Según sus estudios, un tercio de la población es más resiliente que el resto. ¿Cómo lo saben?

​En su día hicimos una escala de cien items, reflejados en diez dimensiones. A la hora de validarla nos pareció que era muy extensa, por eso diseñamos una reducida, de cincuenta. Sobre ella acabamos de presentar una nueva aplicación descargable, Checking Stress​, que te ayuda a descubrir en qué dimensiones flojeas y cómo hacerte un traje a medida para ver qué facetas tienes que desarrollar. Este trabajo es el resultado de veinte años de experiencia, la escala lleva más de cinco años en funcionamiento.

Lleva más de veinte años trabajando sobre este tema. ¿Qué ha descubierto sobre el ser humano que no sabía antes?

​He aprendido muchísimo. Soy psiquiatra desde hace más de treinta años y durante mucho tiempo he ejercido la profesión al uso: una persona llega a la consulta, se le diagnostica y se le prescribe un tratamiento. El problema es que muchas veces la gente recae. Siempre había pensado que teníamos que buscar algo inherente al ser humano, en las raíces de esa persona, no solamente en los síntomas. La depresión, ​por ejemplo, es diferente en cada persona.

Leer más