Resiliencia y Empresa

 

Trabajamos con las organizaciones empresariales para que puedan desarrollar estrategias, políticas y prácticas para fomentar un liderazgo eficiente e integrador.

Los hechos e incertidumbres que afectan al actual entorno socio económico pueden considerarse amenazantes factores de riesgos, y también oportunidades sin precedentes para las empresas y para sus trabajadores.


empresa resiliencia

Como respuesta  se realizan grandes transformaciones empresariales para conseguir  iniciativas conducentes a mantener o acrecentar la posición su liderazgo, adaptación de su oferta o lanzamiento de nuevos y diferenciados productos y servicios entre otros.


Las transformaciones empresariales resultantes tendrán gran impacto en los puestos de trabajo, especialmente las que implican reestructuraciones, reducciones de plantillas, deslocalización, outsourcing o constantes adaptaciones de capacidades organizativas ("rightsizing").


Las organizaciones resultantes deben constituirse sobre las nuevas capacidades empresariales, y debe ir acompañada de la un nuevo entorno y operativa organizativa en la que se permita articular la respuesta de forma fiable y eficiente.


Para ello los responsables empresariales deben desarrollar las capacidades empresariales - básicamente a través de la infraestructura organizativa- y competencias profesionales de las personas que colaboran- en número, cualificación y excelencia profesional y personal.


Estas nuevas capacidades exigirán nuevas demandas profesionales y personales a los colectivos, que se sumarán a las ya vigentes exigidas, sometiendo a las personas de la organización a mayores exigencias profesionales.


Para satisfacer en su ámbito de responsabilidad las nuevas demandas, las personas deberán desarrollar sus nuevas habilidades en un entorno de presión y ambigüedad, propios de los cambios empresariales profundos y de la severidad del entorno socio económico.


En estas circunstancias y bajo la presión del entorno organizativo, las personas tienden a percibir más los riesgos, constatables y ciertos en su situación laboral, que las potenciales oportunidades, siempre menos visibles y accesibles.


 
La organización debe evitar crear un entorno laboral que puede, inconscientemente, desorientar o dificultar la aceptación de los retos planteados y la asunción de los riesgos y oportunidades ofertados a las personas de las que requiere su compromiso.
 


Las personas, cada una de ellas en sus puestos de responsabilidad, después de aceptar el compromiso demandado y asumir los riesgos profesionales y las ventajas que su éxito comporta, pueden requerir apoyo tanto organizativo - que le facilite esa transición- como posibilidades de formación y desarrollo profesional- que le permita completar el perfil demandado en su responsabilidad.


 
Las personas deben superar con éxito esta transición, emergiendo de este proceso con nuevas habilidades profesionales y personales, desarrollando así su resiliencia personal, enriqueciendo su potencial contribución a la empresa u organización a la que pertenecen.