Resiliencia, vulnerables pero invencibles

vazquezavila1Marcelo Vázquez Avila, profesor en ell Instituto de Empresa Business School y Consultor en Temas de Alta Dirección , escribe un artículo titulado : “Resiliencia, vulnerables pero invencibles (I)”, donde describe el trabajo de investigación de Emmy Werner y Ruth Smith, especialistas en desarrollo infantil que resulta especialmente interesante porque aplicaron (en la década de los años 50) el término de resiliencia en los seres humanos, cuando hasta la fecha era un término solo aplicado en el campo de la física.

El estudio se llevó a cabo durante 20 años sobre 98 niños de Kauai, una zona paupérrima de Hawai y consiguieron demostrar que los niños son muy resistentes y pueden soportar todo tipo de carencias (enfermedades, pobreza, alcoholismo, malnutrición, etc.) siempre que tuvieran una actitud mental saludable. Descubrieron, cuando aquellos niños tenían ya más de 20 años, que su resiliencia se había mantenido intacta gracias a coyunturas favorables como que habían establecido importantes lazos afectivos con otras personas. El elemento necesario de la resiliencia humana, así pues, resulta ser la conexión afectiva con los demás aunque sea con una sola persona.Interesantísimo y a la vez demoledor en nuestra opinión.

Como señala el profesor Vázquez Avila :

 

…En los momentos más duros o de gran vulnerabilidad, los lazos afectivos se convierten en salvavidas. Esos vínculos de cariño y apoyo mutuo son un potente incentivo para vivir y configuran la parte principal de los cimientos de la resiliencia humana…

 

El tema de la afectividad es central en la antropología de todos los tiempos, pero particularmente en el nuestro, donde la tendencia actual se dirige a las masas, no a las personas o sociedades y prescinde de lo afectivo. Hoy dia una persona, de cualquier edad, necesita que le hablen no sólo a la razón, también al corazón.

 

El excelente artículo del profesor Vázquez, que hará pensar a más de una persona, con un poco de sensibilidad, es que “…una visión "intelectualista", que valorice únicamente el ámbito cognoscitivo y no preste atención al mundo afectivo de la persona, es totalmente insatisfactoria. Necesitamos una antropología "cálida" para el hombre actual, ahogado por la frialdad del racionalismo moderno y postmoderno….”

 

"Marcelo Vázquez Avila: Resiliencia, vulnerables pero invencibles (I)".