La resiliencia sí se aprende: el triunfo de dos paralímpicas

La resiliencia también se aprende. Ejemplo de ello son las campeonas paralímpicas Marta Arce y Loida Zabala. Sus trayectorias vitales y deportivas rompen todos los clichés y confirman la teoría de que las barreras están en nuestra mente.

La pasada semana un grupo de atletas paralímpicos fue distinguido por el Instituto Español de Resiliencia con la tercera edición de sus premios por su “capacidad para superar la adversidad y crecerse ante acontecimientos que potencialmente podrían ser traumáticos”.

Según la psiquiatra Rafaela Santos, superar la adversidad requiere el desarrollo de la siguiente secuencia de actitudes:

Aceptar la realidad/Superar la pérdida/Valorar el significado/Adaptarse al cambio/Desarrollar creatividad/Encontrar el sentido/Buscar apoyo social/Positividad ante el desafío/ Y generar responsabilidad y compromiso.

Marta Arce: toda la vida oyendo que era “una inútil”

Marta Arce (Valladolid 1977) tiene un 10 por ciento de visión porque nació con albinismo oculo-cutáneo completo. De adolescente se sentía una inútil “porque era lo que llevaba oyendo toda la vida” pero enterró aquella creencia cuando, ya estudiante de fisioterapia, se apuntó a hacer yudo en la ONCE.

En este deporte ha sumado tres medallas paralímpicas (dos platas y un broce); cinco mundiales (un oro y cuatro platas) y cinco europeos (un oro y cuatro platas).

Recuerda que de niña no era particularmente consciente de lo que le pasaba: “cuando empecé a sufrir las consecuencias fue en la adolescencia, que es cuando te empiezas a hacer preguntas sobre quién eres, cómo eres, y por qué pasan las cosas”.

Tampoco “tenía conciencia de que no veía bien, sí me apercibía que los niños no jugaban conmigo pero no entendía la relación y fui consciente de todo esto en la adolescencia”.

Cuando entra en la ONCE  descubre que no tenía por qué “pasar las de Caín”.

Le dieron unas gafas para facilitarle la lectura y “ahí me di cuenta de que existía el mundo de la adaptación y de que yo tenía derechos”.

Para leer el artículo completo, pinche aquí: La resiliencia sí se aprende: el triunfo de dos paralímpicas

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *